Administrativos: 02284 42-3849 / 41-3849
bomberosDefensa-Civilemergencia-medicapolicia

Comparte esto con tus amigos

Noticias de Bomberos Voluntarios de Olavarría

Jueves, 08 Septiembre 2022 141

Si volviera a nacer, volvería a ser bombero – Segmento de entrevistas a Bomberos Olavarría

José Bianchi se unió a las filas del cuartel en 1984 y desde entonces, continúa formando parte de la familia bomberil. En la búsqueda de reconstruir los años de la Asociación, dialogamos con José quien nos habló sobre sus años de servicio y el compromiso que es el ser bombero voluntario.

“Es una cuestión de tiempo. Uno con los años va ganando la serenidad, la templanza para trabajar en las salidas. Sos más detallista, más meticuloso. Y así te encontrás con más responsabilidades, hasta el punto de estar al frente de una dotación. Es decir, estar a cargo de un grupo de personas, de vidas”.

Así comenzaba la entrevista a José, quien de esta manera explicaba cómo es trabajar siendo Bombero Voluntario desde jóven y como va cambiando la manera de accionar con los años.

¿A qué edad te inscribiste para ser bombero voluntario?

Yo entré a los 19 años después de haber hecho el servicio militar. Podría haber entrado antes, pero a mi padre no le gustaba la idéa. Cuando entraron dos amigos -Carlos Scala y Carlos Clavero- quise entrar también. En 1984 me inscribí y comencé a formar parte de bomberos. Se abrió la escuela de bomberos que funcionaba en Alsina en el primer piso del cuartel, y ahí me anote.

Me gustó y llamó siempre la atención la vocación. Yo vivía a 3 cuadras del anterior cuartel, ubicado en Alsina, y siempre que sonaba la sirena quería saber que pasaba. Realmente me gustaba la idéa de ser bombero desde chico.

¿Alguna vez sentiste miedo durante un servicio?

Miedo nunca tuve, si le tengo mucho respeto al fuego. Si tenés miedo no entrás a un lugar cuando todos huyen. Nosotros somos personas muy particulares, que vamos hacia donde los demás no quieren ir. Independientemente de que uno se prepara y va con la protección, es parte de la vocación. Creo que uno lo hace porque quiere ayudar, eso es lo que nos motiva a seguir trabajando día a día.

Por eso es que, estando ya jubilado, sigo haciendo salidas y trabajando en el cuartel. Es algo que sigo eligiendo. Ahora trabajo en el área de mantenimiento además de las salidas.

¿Cuáles son las diferencias entre el trabajo en el cuartel antes y ahora?

Antes nosotros teníamos un mameluco, un casco, un saco de cuero y botas. Era lo que había en ese momento y nosotros nos acostumbrábamos. Es como todo, en su momento eso era lo mejor que se podía tener. Hoy tenemos un equipo de protección mucho mejor. Y como estos hay muchos cambios. Yo antes escuchaba la sirena por cada salida, ahora en el cuartel se usa otro sistema de alerta. Hoy estamos más capacitados y con más herramientas para las salidas.

¿Cuáles son las particularidades de trabajar en el cuartel?

Hay dos cosas claves. Una es que la familia te acompañe en lo que haces. Que tu familia te apoye en tu decisión de ser bombero, es muy importante. La otra es trabajar desde el respeto. No nos podemos olvidar, en ningún momento, que estamos trabajando con compañeros, con personas.

Bombero demanda mucho tiempo, muchas obligaciones, tareas cumplir, horarios. Pero lo que tiene de bueno es que aprendes de todo un poco acá adentro. Cada jueves en las instrucciones, con cada capacitación, con cada salida.

Lo más lindo de ser bombero es que todos entramos acá con el objetivo de poder ayudar, ayudar a la comunidad. En lo mínimo que sea, pero ayudar. Si volviera a nacer, volvería a ser bombero. Me gusta ayudar.